Competencias

Definidas las competencias como la movilización de los recursos de cada persona (conocimientos, habilidades, actitudes, valores, emociones y motivaciones) en un contexto concreto para hacer frente a las demandas peculiares de cada situación, consideraremos competencias básicas, aquellas competencias imprescindibles que necesitan todas las personas para hacer frente a las exigencias de los diferentes contextos de su vida como tales.

Estas competencias básicas nos permiten:

  • la realización y el desarrollo personal;
  • la inclusión y la participación en la sociedad como ciudadanos activos;
  • el aprendizaje permanente a lo largo de toda la vida.

La competencia se mejora a través de la práctica, la experiencia y la reflexión sobre ella. Habitualmente cada situación a resolver es diferente, por lo que un aspecto clave es pensar y actuar estratégicamente ante las situaciones y tareas: reflexionando, planificando, evaluando y rectificando.

De este modo, adquieren especial relevancia las actitudes; es decir, la forma y predisposición para enfrentarse a la situación y llevar a cabo el proceso. Unas buenas actitudes aportan calidad al des­empeño de una tarea.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Ver política